La vivienda sigue siendo un activo refugio

Un estudio publicado por el Instituto de Valoraciones resume varias razones por las que la vivienda sigue siendo un valor refugio:

Por ejemplo, destaca que se trata de un bien de primera necesidad, que es menos vulnerable ante la volatilidad del entorno que otros activos y que ofrece rentabilidad incluso en situaciones de incertidumbre. También sitúa a la recuperación de la actividad inmobiliaria y al crecimiento del parque de viviendas disponible como otros factores favorables para invertir en el sector residencial.

El estudio recalca que “si bien algunos sectores pueden ser más vulnerables a la fluctuación económica, el caso del mercado inmobiliario es diferente. Y es que la vivienda constituye un bien de primera necesidad, incluso en las situaciones de crisis, lo que lo posiciona como un valor refugio”.

El estudio concluye que la incertidumbre e inestabilidad provocada por la crisis sanitaria ha propiciado que algunos propietarios de inmuebles se encuentren ante la necesidad de vender sus inmuebles para obtener liquidez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *